Motorpasión
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Cuando nos pusimos a repasar la lista de innovaciones tecnológicas del Kia Ceed, nos sentimos un poco abrumados ante el gran número de sistemas de seguridad y asistencia a los que tenemos acceso con el compacto coreano. Contamos con innovaciones orientadas a velar tanto por nuestra seguridad como por nuestro confort. Son tantas, que inevitablemente pensamos: “¿realmente es necesario tanto?”. Sin embargo, se agradece que muchas de ellas busquen dar soluciones prácticas a problemas comunes de nuestro día a día.

Existen algunos problemas de los que nunca hemos sido conscientes (los microsueños que sufrimos al volante) o que sencillamente tenemos asumidos (“aparcar en línea con una sola maniobra es imposible”). Por suerte, resulta que muchos de estos inconvenientes sí tienen solución y la tienen gracias a la tecnología. Por eso, al probarla podemos llegar a pensar cómo hemos podido vivir antes sin ella. A ese tipo de sistemas que hacen nuestra vida al volante mucho más sencilla los llamamos Tecnología Pragmática.

Sin miedo a salirnos del carril

Algunos viajes largos pueden volverse muy tediosos, sobre todo si circulamos por largas y rectas autopistas. En situaciones como ésta, es fácil perder la concentración o incluso sufrir un poco de somnolencia. Las bandas sonoras nos pueden alertar si nos vamos hacia la derecha, pero no lo harán si invadimos el carril izquierdo o el de sentido contrario.

Por suerte, soluciones como el Sistema de Asistencia de Mantenimiento en el Carril (LKAS), que podemos encontrar en el Kia Ceed, son cada vez más frecuentes. Gracias a una cámara colocada en la parte superior del parabrisas, el dispositivo detecta las líneas del carril y nos avisa de cualquier descuido. Incluso podrá tomar el control de la dirección para corregir la trayectoria si es necesario.

Por otro lado, gracias al Sistema de detección de fatiga del conductor (DAW) nuestro vehículo controlará nuestros patrones de conducción (cómo cogemos el volante, cómo miramos al frente…) y nos avisará si parecemos cansados o somnolientos. ¡Mejor que ir con copiloto!

No más cables enredados

Con la proliferación de los smartphones, han proliferado también los cargadores (tanto los tradicionales de mechero como los más modernos integrados ya en el vehículo). Cargar el teléfono, algo que antes hacíamos en momentos de emergencia muy puntuales, ahora es un gesto común en casi cualquier trayecto. Y ya no parece tan buena idea tener un cable suelto por el salpicadero que pueda enredarse con el volante, la palanca de cambios, los intermitentes…

“A problemas tontos, soluciones sencillas”, debieron pensar los ingenieros de Kia cuando colocaron un cargador inalámbrico en la bandeja de la consola central, donde ya habitualmente poníamos el móvil. Más fácil, imposible.

Atascos menos estresantes (¡y sin choques!)

Una retención o un atasco es una de las experiencias más estresantes que podemos vivir al volante. Por desgracia, también es de las más fáciles que nos podemos encontrar al salir del trabajo, yendo de vacaciones o en ciertas fechas como las Navidades. Es una situación donde se mezcla la frustración por la espera y la tensión por vigilar al vehículo de delante.

Los sistemas de Control de Crucero Adaptativo (SCC) como el que ofrece el KIA Ceed son el mejor invento posible para el tráfico denso. Fruto de la innovación constante desde los primeros limitadores de velocidad, hoy en día permiten que el vehículo aumente o reduzca la velocidad para mantener la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede. El del Kia Ceed además cuenta con función Stop & Go, con lo que el vehículo puede incluso detenerse y volver a emprender la marcha por sí sólo.

Características:
  • DISEÑO: el compacto de Kia, totalmente renovado y listo para impresionar
  • TECNOLOGÍA: toda la conectividad, asistencia al conductor y confort que necesitas
  • EFICIENCIA: elige entre una selección de motores gasolina o diésel Euro 6d TEMP

Por otro lado, el sistema de Asistencia para seguimiento del carril (LFA) va un paso más allá. Combinando las tecnologías anteriores, no tendremos ni que preocuparnos de controlar el volante durante el atasco: la cámara nos mantendrá dentro del carril.

Se acabó buscar la llave del coche en el bolso

Llegar cargado con la compra, con el paraguas bajo la lluvia, con nuestro bebé en brazos… Muchos pueden ser los momentos en los que tener que buscar la llave se convierte en una auténtica molestia y un lío de manos. Por no hablar de cuando la llave se pierde en el fondo del bolso junto con el resto de pertenencias.

El Kia Ceed cuenta con la llave inteligente de Kia, que permite abrir y arrancar el coche con sólo pulsar el botón de arranque. Además, la llave funciona como mando a distancia para otras cosas, como subir las ventanillas si nos las dejamos bajadas. ¿Cuántas veces hemos tenido que volver al coche porque nos habíamos olvidado de hacerlo? Pues eso podría haberse acabado.

Nunca más “el ángulo muerto”

Es un problema tan común y frecuente, que nos advierten de él ya en la autoescuela. Ese pequeño espacio tras nuestro coche que es físicamente imposible de cubrir con nuestros espejos, y que nos pondrá en aprietos en miles de ocasiones a lo largo de nuestra vida como conductores. Hasta ahora.

El sistema de Detección de Ángulo Muerto (BCW) promete ayudarnos con tecnología allá donde la ingeniería analógica no puede. Valiéndose de los sensores del radar, nos avisará con una señal junto al retrovisor cuando un vehículo se aproxime precisamente por ese punto, que ya no será tan “muerto”.

La ciudad, más segura con los sistemas de advertencia

Un peatón que baja del autobús, un vehículo que frena bruscamente, un niño detrás de una pelota, un coche que sale del aparcamiento… La ciudad puede llegar a ser una jungla rebosante de peligros inesperados que ponen constantemente nuestros reflejos a prueba. En estos casos, lo menos grave que nos puede pasar es una colisión por alcance, donde “tan solo” nos jugamos unos miles de euros en reparación.

Por suerte, cada vez más contamos con sistemas que nos ayudan en esa tarea de vigilancia, yendo más allá de nuestros propios sentidos y reflejos. En el caso del Kia Ceed, el Sistema de Advertencia de Colisión Frontal Detecta Vehículos (FCA) y el Sistema de Asistencia de Frenada de Emergencia con Reconocimiento de Peatones, nos ayudarán a evitar las sorpresas desagradables.

 

Aparcar sin complicaciones

Es ley de vida: en la autoescuela nos enseñan a aparcar en línea de manera casi milimétrica, pero la falta de hábito hace que con el paso de los años se nos haga cada vez más difícil aprovechar los espacios más ajustados. Así, nos encontramos en la ciudad decenas de plazas lo suficiente amplias para nuestro coche, pero por falta de paciencia o costumbre acabamos desistiendo. Es en esos momentos en los que echamos en falta a alguien que nos ayude desde fuera a aparcar.

Ese ayudante bien podría ser el Sistema Inteligente de Asistencia al Estacionamiento (SPA). Guiándose por los sensores (los hay frontales, traseros y laterales), toma el control de la dirección para realizar esa maniobra milimétrica que hacíamos recién salidos de la autoescuela. Con este sistema, nosotros sólo debemos encargarnos de los pedales y de vigilar la maniobra por la cámara de visión trasera.

Imágenes: Kia | iStock.com/yurouguan